237: Brad Lomenick: Sé humilde, sé hambre, siempre prisa

Brad Lomenick es un consultor estratégico y consultor de liderazgo especializado en influencia, innovación, cuestiones generacionales y estrategia empresarial. Durante más de una década, ha servido como líder visionario y presidente de Catalyst, uno de los movimientos de líderes de nueva generación más importantes de Estados Unidos.

Es el autor de The Catalyst Leader: 8 Essentials for Becoming en Change Agent y H3 Leadership. Actualmente vive fuera de Atlanta.

📑 Contenido de la página 👇

Frase favorita

"Se humilde, tengas hambre, date prisa siempre

puntos clave

1. Aceptar tus defectos y aceptar la vulnerabilidad es verdadera humildad

Si quieres ser un verdadero líder, no puedes presentarte como un superhombre invencible. Tienes luchas y fracasos como todo el mundo, y debes reconocerlos.

La gente respetará a un líder que pueda admitir sus carencias y abrirse, siendo vulnerable y real con ellos, mucho más que un líder que pretende que lo tiene todo bajo control.

2. No puedes liderar a los demás hasta que te dirijas tú mismo

Gran parte del liderazgo se centra en liderar a los demás y la psicología o la dinámica social que hay detrás del liderazgo; sin embargo, el simple hecho es que sin dirigirse primero a ti mismo, no puedes dirigir a los demás.

Tienes que tener un propósito, perseguir tus pasiones e invertir en ti mismo si quieres tener un impacto en otras personas.

No puede guiar a los demás de verdad hasta que no se dirija a usted mismo en la dirección que desea ir. Hasta que no estés al frente de tu propia vida, disciplinándote y liderando realmente tu propia vida, cualquier intento de liderar a los demás fracasará.

3. Sé siempre curioso

Uno de los rasgos distintivos de los buenos líderes, especialmente de los líderes que pueden ser más jóvenes que su público o que pueden sentirse inferiores a muchas de las personas con las que trabajan, es la curiosidad.

Muestra, calla y absorbe la información de los demás. Buscando aprender y entender, en lugar de intentar fingir que eres más importante de lo que eres hablando constantemente, es cómo se hace el verdadero liderazgo.

4. Trabaja mucho pero diviértete mucho

La vida es un acto de equilibrio. La agitación es extremadamente importante, pero sin el período de descanso ocasional, este tiempo para relajarse y relajarse, ningún éxito o logro le satisfará.

Tienes que aprender a trabajar duro y después jugar duro, apagando el ajetreo loco y dándote tiempo para estar, o para dedicarte a aficiones o pasar tiempo con los amigos.

Sin embargo, este tiempo se gana primero trabajando duro, sin el ajetreo tu relajación no se hará conscientemente y tu juego sufrirá.

5. Esté durante el largo recorrido

Los verdaderos líderes buscan dejar un legado. Pretenden dejar atrás una historia mayor que ellos, crear otros líderes que puedan ocupar su sitio y dejar atrás otros que pueden crear más y hacer más de lo que pueden.

Pero para crear un legado, es necesario hacer un compromiso a largo plazo. No estás en el juego durante un año o incluso una década, estás de por vida y tu objetivo es morir, dejando atrás todo lo que tenías en el mundo, muriendo vacío y dejando tu mejor trabajo en la tierra.

libros influyentes

1. 21 Leyes irrefutables del liderazgo de John Maxwell

2. De bueno a genial de Jim Collins

3. Comience con Why and Leaders Eat Last, de Simon Sinek

libro de audio gratuito

Conéctate con Brad Lomenick

https://www.bradlomenick.com/

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 237: Brad Lomenick: Sé humilde, sé hambre, siempre prisa puedes visitar la categoría Crecimiento.

Fernando Aguilar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

ConsejodeAmor.Club utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Leer más